El aluminio es uno de los materiales más utilizados en la industria de la construcción, no sólo en México sino en todo el mundo. Cada uno de los materiales tiene sus ventajas y desventajas, algo que es más notorio dependiendo del tipo de estructura a realizar.

Si hablamos de las ventanas de aluminio, lo primero que debe quedar claro que es ninguna ventana es igual a otra. Dependiendo de la medida, color, uso o exposición al clima, se desglosarán sus pros y contras. Aquí te mencionamos los principales puntos.

Ventajas:

  • Las ventanas de aluminio tienen un recubrimiento natural que evita pintarlas constantemente.
  • El aluminio es resistente a los golpes y su perfilería permite la entrada de luz a los interiores.
  • Es un material inflamable, característica que ayuda en la seguridad de las viviendas.
  • Ofrece gran variedad de colores y es fácilmente moldeable por los especiales, lo que les permite crear nuevos diseños.
Desventajas:

  • Aunque en otros países el aluminio es un producto económico, en México una ventana de este material llega a superar los 1,200 pesos.
  • Otra desventaja es que el aluminio “suda”, es decir, produce condensación que son pequeñas gotas de agua generas por su exposición a una temperatura fría y una caliente (exterior e interior de una casa)
  • Aunque en general en ventana de aluminio se mantiene el perfecto estado, su base suele sufrir los mayores daños al picar y desgastarse con más rapidez que el resto de la estructura.